¿Con qué frecuencia debo limpiar los filtros del aire acondicionado?

Parece que finalmente ha llegado la temporada cálida, salvo sorpresas de última hora provocadas por el cambio climático global. En un rato encenderás el aire acondicionado, si aún no lo has hecho, pero si quieres que todo funcione de la mejor manera tendrás que dedicar un tiempo a limpiar los filtros del aire acondicionado : aquí te explicamos cómo y con qué frecuencia limpiarlos.

Filtros acondicionadores: con qué frecuencia limpiarlos

Mientras tanto, como regla general, los filtros del aire acondicionado deben limpiarse siempre a fondo después de un largo período de inactividad del aparato, como es el caso del reinicio de verano después de los largos y grises meses de invierno. Lo que por lo tanto significa al menos una vez al año. Esto es a menos que su aire acondicionado sea un modelo de frío / calor.

Veamos por qué es útil e importante realizar este mantenimiento y sobre todo veamos cómo hacerlo, que es lo que nos cuenta las mejores empresas limpiezas Teulada.

La importancia de los filtros de aire acondicionado

Por definición, un filtro sirve para depurar lo que entra en un sistema (aire o agua por ejemplo) para que lo que sale (aire fresco, en nuestro caso) sea útil y saludable para el usuario final.

Cuando se trata de aires acondicionados, los filtros juegan un papel fundamental: no solo sirven para proteger la propia maquinaria, sino sobre todo nuestra salud . Esto se debe a que evitan que el polvo, el smog y cualquier otra cosa llegue a nuestros pulmones.

Así que tenga cuidado, los filtros de aire acondicionado sucios representan un peligro considerable para la salud de las personas.

Por supuesto que es bastante intuitivo que con el tiempo lo retenido por el filtro se acumule en su interior y finalmente impida que el aparato haga su trabajo, es decir, separar las partículas de polvo y smog del aire que ingresa a nuestro hogar. .

Filtros acondicionadores: cuando limpiarlos

Generalmente el aire acondicionado se pone a funcionar en verano, desde mayo / junio y hasta finales de septiembre, teniendo en cuenta, por supuesto, la latitud en la que te encuentras.

Por lo tanto, es aconsejable limpiar los filtros del aire acondicionado en dos momentos: antes de que llegue la estación cálida, es decir, antes de la primera puesta en marcha y después de un largo período de parada.

Como mencionamos anteriormente, se debe enfatizar que todo esto se aplica a los aires acondicionados que producen enfriamiento, es decir, aquellos que generan aire frío. Si por el contrario son modelos frío / calor, estos deben limpiarse al menos cada tres meses.

Filtros acondicionadores: cómo limpiarlos

La limpieza de los filtros del aire acondicionado no es muy complicada, cualquiera puede hacerlo sin demasiada dificultad.

El primer paso es retirar los filtros : suelen estar ubicados en la parte inferior del aparato. Casi siempre se puede llegar a ellos abriendo una puerta ubicada en la parte frontal del aire acondicionado.

Una vez que el filtro ha sido llevado a cabo, todo lo que queda es simplemente lavar que bajo el agua corriente . Es útil utilizar un jabón neutro, por lo tanto, no demasiado agresivo.

Una vez lavados, los filtros deben dejarse secar completamente, después de lo cual se pueden volver a colocar en su alojamiento. Puedes dejarlos al sol de forma segura, es la mejor forma de secarlos.

Tenga cuidado de no volver a colocar el filtro en su lugar antes de que esté completamente seco: si aún hay humedad, de hecho, esto hará que el polvo ataque con el riesgo de dañar el dispositivo, así como, lo que es más importante, arruinar la calidad del aire que respiras.

Nuestro consejo es contactar siempre con profesionales en la limpieza de filtros de aires acondicionados como también los que se ocupan de limpiar casas en teulada, encontrar el más cercano a usted y solicitar un presupuesto gratuito de inmediato.

Todo lo que debes saber sobre la cesta de cubiertos del lavavajillas

Desde que se comenzaron a utilizar los lavavajillas, la experiencia en la cocina cambió. Especialmente en el sector hotelero y gastronómico. Estos electrodomésticos simplifican la preparación de los alimentos y permiten mantener la limpieza. Sigue leyendo para descubrir todo lo que debes saber sobre la cesta de cubiertos del lavavajillas. A fin de sacar partido de sus ventajas y poder utilizarla por más tiempo.

En este post podrás encontrar sugerencias prácticas para el uso y cuidado de la cesta cubiertos lavavajillas. Sácale provecho y disfruta de todas las ventajas de limpieza que te ofrece. En primer lugar, se indagará un poco sobre los modelos de cestas de cubiertos y sus características. Así como algunos tips para alargar su vida útil.

Cestas de cubiertos del lavavajillas y sus principales características

Las cestas de cubiertos del lavavajillas están diseñadas para facilitar la limpieza de los cubiertos. Así como la seguridad, ya que, durante el ciclo de lavado, evita que los cubiertos se muevan o caigan. Esto podría ocasionar rayones en tu vajilla y utensilios de cristal. Además, puede afectar el funcionamiento del lavavajillas.

Por lo tanto, resulta indispensable contar con una cesta de cubiertos. De acuerdo al material de la cesta, es posible que con el paso del tiempo se deteriore. Debido a las altas temperaturas al secar y esterilizar, el uso de detergentes, etc. De hecho, el mismo roce de los cubiertos filosos puede dañar la cesta. Todo dependerá de la calidad de los materiales.

Una de las principales características de la cesta de cubiertos, es la desinfección de los cubiertos. Ya que cada cubierto se mantiene en un ángulo donde alcanza la presión de agua y detergente. Esto te permite cuidar de tu salud, la de tu familia y otros comensales invitados. Al terminar el ciclo de lavado se eliminan completamente los residuos de comida y gérmenes.

Las cestas de cubiertos pueden ser universal u original de la marca. Algunas marcas cuentan con una tienda oficial para garantizar todos los recambios de cada modelo de lavavajillas. A continuación, algunas recomendaciones.

Recambio cesta de cubiertos universal

Las cestas universales están diseñadas para ser compatibles con una gran variedad de modelos y marcas. Solo es necesario que se ajusten a las dimensiones de tu lavavajilla. La mayoría de los recambios universales son compatibles con varias de las marcas de lavavajillas más utilizadas.

Recambio cesta de cubiertos original

Al elegir esta opción puedes garantizar la compatibilidad exacta de la cesta con el modelo de tu lavavajillas. Además, puedes obtener asesoría y garantía de la marca. Estás piezas son la réplica exacta del lavavajillas que utilizas actualmente. Por lo que estarás familiarizado con su uso y mantenimiento.

Tercera bandeja para cubiertos

Algunos modelos de lavavajillas incluyen una tercera bandeja. Esta bandeja permite organizar mayor cantidad de cubiertos. Además, se colocan ordenadamente para una limpieza eficiente. Este tipo de bandeja para cubiertos también cuenta con recambios tanto originales como universales.

¿Cómo organizar los cubiertos en la cesta de cubiertos del lavavajillas?

Sin importar el tipo de bandeja para cubiertos que utilice tu lavavajillas, es importante conocer estos tips. En primer lugar, no se debe exceder la capacidad de cubiertos del lavavajillas. En segundo lugar, se debe evitar lavar en lavavajillas, los cubiertos de madera o los que tengan detalles delicados.

En tercer lugar, se sugiere colocar los mangos de los cubiertos hacia abajo. Esto permitirá que se apoyen mejor durante el ciclo de lavado. Además, facilita la limpieza más eficiente de la parte del cubierto que llevas a tu boca.

Recuerda que además de la cesta de cubiertos del lavavajillas, puedes comprar otras piezas y accesorios. Por ejemplo, la cesta inferior lavavajillas fagor, entre otras. Lo importante es mantener cada pieza en perfecto estado para que el lavavajillas cumpla su función eficientemente.

¿Cómo ordenar y guardar tus botellas de vino?

Siempre hemos escuchado diversas teorías de cómo se debe conservar el vino, desde la temperatura, posición, etc.; si eres uno de los millones de personas que aman el vino y cuentas con una pequeña reserva en casa para compartir momentos especiales, te diremos cómo ordenar y guardar tus botellas de vino de forma fácil y utilizando muy bien los espacios.

Aprende a ordenar y guardar tus botellas de vino

Si te preocupa el espacio del que dispones en tu hogar te contaremos sobre algunas medias prácticas que te permitirán mantener el orden; y conservar el vino de la forma correcta. Toma nota de los siguientes tips:

En el hogar

Tener esa botella para un aniversario, una noche de pasión, para celebrar el ascenso o por la razón que quieras; es importante que puedas mantener y conservar el vino correctamente a fin de no estropearlo. Por ejemplo, la cocina es el peor lugar para guardar el vino, aunque se crea lo contrario; los cambios de temperatura, las vibraciones, los sonidos fuertes y otros factores, pueden afectar la calidad del vino; lo ideal es un armario sin calefacción u otro espacio parecido.

Mientras no están abiertas las botellas debes cuidar la temperatura, que no estén expuestas al calor ni el sol; así como la luz. Debes preferir un lugar tranquilo con humedad de entre 60 y 80% y temperatura de entre 6 y 18ºC controlada, sin ruidos ni vibraciones ni luz; una buena opción es un armario o un sótano que no tenga calefacción.

Una vez abierta la botella de vino, es importante asegurarse de sacar el oxígeno de la botella, ya que este es su principal enemigo; por ejemplo, puedes utilizar una bomba de vacío, que son diseñadas específicamente para este fin. El frigorífico es el sitio ideal para conservarlas luego de abiertas; para no preocuparse por el espacio y el orden, puedes hacer uso de un botellero nevera; en el que podrás organizar las botellas.

Además de permitir que las botellas permanezcan en la posición correcta, sin lugar a dudas aporta un estilo muy chic a tu refrigerador. También te permitirá el fácil acceso a las botellas para cualquier ocasión en la que necesites abrir una.

En el trabajo

Si eres de los que les gusta tener su pequeña colección en el trabajo, también puede hacer uso del un botellero para el frigorífico de oficina para mantenerlos allí; esto aplica en el caso de haber descorchado el vino. Si por el contrario no está abierta la botella, lo ideal es cumplir con las mismas normas indicadas arriba respecto a la temperatura, humedad, ruido y luz.

Cómo mantener limpia tu colección de sellos de goma

El coleccionismo es un pasatiempo para muchas personas, que pasan horas en mercados de segunda mano en busca de objetos muy concretos para su colección. Uno de los artículos que están entre los favoritos para los coleccionistas son los sellos de goma. Cualquier persona que haya coleccionado algo en algún momento de su vida sabrá que el coleccionismo no se limita a ir recogiendo artículos; también es importante el cuidado que se le da a los artículos. Los sellos de goma pueden parecer objetos que no necesitan ningún cuidado especial, pero no es así: como todo objeto coleccionable, es necesario cuidarlo para que se mantenga en buenas condiciones y no pierdan valor.

¿Cómo limpiar sellos de goma?

Para limpiar sellos de goma necesitas poca cosa: una esponja, jabón especial para vajillas, agua y un trapo suave e microfibra o un trozo de papel de cocina. El proceso de limpieza de los sellos de goma es muy sencillo; sólo se tiene que ir con cuidado para no dañar la goma.

El primer paso para limpiar sellos de goma es humedecer la esponja. No debe estar excesivamente mojada, ya que un exceso de agua podría dañar la goma. Coloca la esponja sobre una mesa, deja caer sobre ella una gota de jabón y expándela por su superficie con el dedo.

Lo más habitual para limpiar objetos es presionar la esponja contra el objeto que se desea limpiar; en el caso de los sellos de goma es al revés. Coloca el sello sobre la esponja y ve presionando y frotando suavemente para retirar los restos de tinta. Sécalo con un trapo y habrás terminado. Ya tienes tus sellos de goma limpios.

Si te estás enfrentando a una mancha de pegamento, después de retirar la tinta, moja una punta del trapo y frota la zona con pegamento hasta que este se despegue o se disuelva. Si el pegamento es SuperGlue o similares, utiliza una gota de acetona. Abstente de utilizar este producto en otros casos, ya que puede dañar los sellos de goma. Si quieres saber más sobre los sellos de goma, haz clic aquí.